TÍTULO III

ORGANIZACIÓN
CAPÍTULO I

De los Órganos de Gobierno y Representación

Art. 17.1. Será órgano supremo de gobierno de la Asociación la Asamblea General.

2. Será órgano de representación y ejecutivo nacional la Junta de Gobierno Nacional.

3. Serán órganos de representación delegada:

• Las Asambleas Provinciales y Locales.
• Juntas Delegadas Provinciales y Locales.

4. Para ser miembro de los órganos de representación de la Asociación, además de cumplir los requisitos de tiempo que se indican en los artículos 10.5. para los Numerarios, así como el 11.1.a) para los Familiares, Adheridos y Honorarios, ambos de los Estatutos, es condición indispensable: ser mayor de edad, estar en pleno uso de los derechos civiles y no estar incurso en los motivos de incompatibilidad establecidos en la legislación vigente, ni en la inhabilitación que señala el artículo 13.4. del Reglamento, accesoria a la “suspensión temporal” del mismo artículo.

5. La incompatibilidad citada en el apartado anterior no alcanza a la pertenencia simultánea a los dos órganos de representación nacional o delegada, a excepción del cargo de Presidente Nacional que es incompatible con cualquier otro, debiendo éste, una vez proclamado, cesar en el cargo que ostentaba con anterioridad a su nombramiento como Presidente Nacional.

CAPÍTULO II

De las Asambleas Generales

Sección Primera: Del régimen general de las asambleas

Art. 18. Como complemento y desarrollo del contenido del artículo 18 de los Estatutos, se incluye a continuación:
1. La Asamblea General es el Órgano Supremo de la Asociación y en ella radica la propia soberanía de los socios. Es el acto en el que el socio puede poner libremente de manifiesto su opinión, validación o censura sobre todos los asuntos que en ella se han de tratar, entre los que se incluyen, el balance económico, las
actividades desarrolladas y la gestión de la Junta Nacional.

2. Todos los socios tienen derecho a concurrir a las Asambleas Generales, sean Ordinarias o Extraordinarias, pero hay que tener presente que es un acto estatutario e interno de la propia Asociación, al que se le atribuye cualquier función ejecutable por la Asociación. En ellas se dilucidan los asuntos que la conforman dentro del marco legal de los Estatutos y, aunque las decisiones no sean secretas, no puede dejar de considerarse su carácter interno. De ahí que, haciendo excepción de consorte y familiares de socios que los acompañen, no pueden asistir a ellas, personas totalmente ajenas a la Asociación. Las asambleas serán siempre presenciales, pudiendo celebrarse de forma telemática en casos excepcionales, por extrema necesidad, en cuyo caso, Secretaría, también excepcionalmente, comunicaría con antelación el procedimiento de ejecución y votaciones.

3. Todos los socios con derecho a voto que no asistan a una determinada Asamblea General podrán ser representados por un socio Numerario de su propia Delegación, para votar ‘a favor’, ‘en contra’ o ‘abstenerse’, sobre asuntos concretos anotados en el orden del día, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

3.1. Cumplimentará la autorización escrita al efecto que se señala en el apartado 3 del artículo 18 de los Estatutos, en toda su extensión, anotando a mano, de su puño y letra, todos los datos que se requieren sobre:

• Asamblea para la que es válida.
• Punto o puntos concretos del orden del día a los que alcance su representación.
• DNI.
• Nombre y apellidos propios y los de quien va a representarlo.
• Estampará su firma y adjuntará.
• Fotocopia de su Tarjeta de Identidad de Socio, entregándola junto con la autorización a quien le va a representar.

3.2. Dado que el total de representados no puede superar en número al de socios presentes cuando se celebra la Asamblea, y de acuerdo con el artículo 18.3 de los Estatutos, el número de representaciones por socio no será superior a uno.

4. En la entrada del local en el que se vaya a celebrar la Asamblea, o desfilando ante la presidencia, el Secretario General, auxiliado por algún componente de la propia presidencia, identificará y contabilizará a los socios con derecho a voto mediante la tarjeta de identidad de la Asociación y recogerá y anotará las representaciones. Los socios con derecho a voto indicados en el artículo 11.1.d) de los Estatutos, justificarán sus cuatro años de cargos ininterrumpidos presentando el escrito del Secretario de su Delegación.

4.1. A los socios con derecho a voto, se les entregará -con lo que quedarán contabilizados- tres tarjetas tamaño octavilla, una roja, una verde y una blanca, que les servirán para votar “a mano alzada”: mostrando al frente, SIN levantarse de su asiento, cara a la presidencia del acto, el color verde para el voto a favor, el rojo para el voto en contra y el blanco para el voto de abstención.
4.2. A continuación, los que representan a los socios ausentes, poniéndose de pie, alzarán su propia tarjeta de voto que sólo usarán para votar sobre el punto concreto para el que tienen otorgada la representación, al tiempo que anuncian los datos del representado.
4.3. El Secretario General anunciará en voz alta el resultado de los votos emitidos, tanto presentes como representados, de cada uno de los puntos del orden del día.
4.4. Los acuerdos se adoptarán por mayoría simple de los socios con derecho a voto presentes y representados, cuando los votos afirmativos superen a los negativos, conforme se indica en el artículo 12.d) de la Ley 1/2002, Reguladora del Derecho de Asociación.

5. Caso de realizarse votación ‘secreta’, se repartirá una octavilla de papel blanco para cada socio con derecho a voto, en la que cada uno anotará claramente en el centro, apaisado, la expresión ‘a favor’ o ‘en contra’, o ‘abstención’; la doblará en dos dobleces ocultando lo escrito, depositándola de esta forma en la urna que se disponga al efecto, y dará su nombre al Secretario mostrándole su tarjeta de identidad de socio que le da derecho al voto y la justificación de voto representado,  n su caso.

5.1. Terminada la votación secreta, el Secretario de la Asamblea procederá al escrutinio de los votos, auxiliado por dos miembros de la mesa presidencial, -aunque admitirá a cualquiera que solicite hacerlo- y, terminado el recuento, emitirá el resultado final valorando como se señala en el apartado 18.4.4. que antecede.

6. En cuanto al procedimiento a seguir para el desarrollo del acto asambleario, será el siguiente:

6.1. Finalizadas las introducciones de rigor que se hayan anunciado, se debatirán por turno, todos los asuntos relacionados en el orden del día, tratándose cada punto separadamente y sin disfunción.
6.2. El Presidente será el moderador e iniciará el debate abriendo un primer turno de intervención, concediendo la palabra por turno de petición al socio que lo solicite levantando el brazo, bien sea para debatir sobre el punto o para hablar por alusiones. Sólo podrá intervenir quien tenga concedida la palabra por el moderador.
6.2.1. Todos los asistentes con voz autorizada han de tener presente, por disciplina del acto y por respeto social, que en su intervención han de dirigirse al Presidente, no pudiendo hacerlo directamente a otro socio, aunque sea para replicarle un argumento expuesto, evitando así una discusión interna.
6.2.2. Sólo hablará cuando le conceda el turno el moderador señalándolo directamente, se referirá solamente al punto que esté en debate, cesará en su intervención una vez hecha su exposición o cuando el Presidente lo requiera si la considera suficientemente ultimada, y ninguno de los asistentes, fuera de la presidencia, le interrumpirá estando en el uso de la palabra, tanto si está en una réplica como en su turno por alusiones.
6.2.3. Cuando el moderador dé por finalizado cada debate dispondrá que se proceda a la votación, ajustándose para ello a las condiciones y procedimiento que se detallan en los apartados 18.4. al 18.5.1. que anteceden.
6.3. En ruegos y preguntas se podrá exponer cualquier otro tema no incluido en el orden del día, en el que se requerirá la autorización del Presidente, proponiendo sea incluido su debate en la siguiente Asamblea. Se seguirá el mismo proceso de solicitar turno de intervención y los mismos requisitos y procedimiento indicados en los párrafos anteriores.

Sección Segunda: Del régimen y competencia de las Asambleas Generales Ordinarias

Art. 19. Como complemento y desarrollo del contenido del artículo 19 de los Estatutos, se añade a continuación:
1. Siempre que sea posible se pulsará el parecer de las delegaciones en las que no se hubiera celebrado recientemente la Asamblea General Fundacional con sus actos conmemorativos, para procurar conocer con anticipación de dos o más años, las delegaciones que se ofrecen para la celebración.

1.1. En cualquier caso, el año anterior al que se hubiera ofrecido para la celebración de la Asamblea General Fundacional, la Junta Delegada afectada confirmará su ofrecimiento a la Junta de Gobierno Nacional, anunciando ya el comienzo de los preparativos.
1.2. Si alguna delegación, sin haberlo previsto de antemano, quisiera ofrecerse para la celebración, efectuará la solicitud a la Junta de Gobierno Nacional, al menos con la anticipación prevista en el apartado precedente.
1.3. En cada Asamblea General Fundacional, la presidencia anunciará oficialmente, dónde se celebrarán los actos fundacionales del año siguiente.
1.4. De no existir ofrecimiento ni solicitud un año antes de la celebración de la Asamblea, la presidencia consultará y, en último caso instará, en este acto asambleario para que se celebren los actos del año siguiente en alguna de las delegaciones que no la haya celebrado o haya transcurrido más tiempo desde su última celebración.
1.5. Agotadas todas las posibilidades de celebración, será la Junta de Gobierno Nacional quien organice la Asamblea General Fundacional.
1.6. Siempre que las posibilidades económicas lo permitan, previo estudio por el Área de Economía y con la aprobación de la Junta de Gobierno Nacional, se concederá una subvención a la delegación que celebre la Asamblea Fundacional, previa presentación de las cuentas justificativas del gasto.

2. Para el desarrollo de la Asamblea General Fundacional, y de acuerdo con el artículo 19.2. de los Estatutos, será necesario tomar las prevenciones indicadas a continuación:

2.1. En el programa de preparación se debe prever el tiempo necesario para el desarrollo de la Asamblea con las siguientes condiciones:

a) Debe tener una hora exacta de comienzo, no pudiendo estar precedida de acto alguno que resulte susceptible de prolongarse en el tiempo y que pueda retrasar el horario del programa.
b) No tendrá asignado tiempo concreto de duración, por lo que no existirá acto siguiente que implique compromiso horario que limite el tiempo de duración de la Asamblea.

2.2. Salvo caso de fuerza mayor, todo el acto asambleario se realizará en una sesión continua, que evite tener que realizar recogida de tarjetas de voto, nueva comprobación y consiguiente nueva entrega de tarjetas para los que puedan ejercer el derecho a voto.
2.3. La entrega de títulos de Socios de Honor y de Mérito se realizará preferentemente en la comida o cena de gala, con lo que, además, se ensalzará más esos títulos y premios otorgados.

3. La convocatoria de la Asamblea General Fundacional deberá llegar a conocimiento de todos los socios al menos con dos meses de antelación a su celebración. La Junta de Gobierno Nacional debe decidirlo en una reunión que se celebre con tres o cuatro meses de antelación, publicándose la convocatoria en el primer Boletín que entre en composición, en la página web de la Asociación y remitiéndola por correo electrónico a todas las Juntas Delegadas.

3.1. El contenido de la orden de convocatoria será el siguiente:

a) La fecha en que la Junta de Gobierno Nacional aprobó su celebración y la fecha, lugar y hora de inicio de la Asamblea, en primera y en segunda convocatoria, con la relación sucinta, pero clara, de todos los puntos del orden del día que irán a debate.
b) La reseña indicativa de la posibilidad que se concede a todos los socios para la presentación de temas a incluir en el orden del día que se propongan por escrito a la Secretaría General, señalando como fecha tope de recepción un mes anterior a la fecha de la celebración.
c) La noticia de haber sido anticipadamente remitida la convocatoria a las secretarías de todas las Juntas Delegadas.
d) El número de miembros a relevar de la Junta de Gobierno Nacional, en su caso, (artículo 22.2. de este Reglamento).

3.2. En el orden del día deberá siempre consignarse los cargos a relevar de la Junta de Gobierno Nacional por bajas que se produzcan por cualquiera de las razones expresadas en los artículos 24.5. y 25.1. de los Estatutos, para conocimiento general, y así dar opción a la presentación de candidaturas voluntarias por los socios Numerarios cuarenta días antes de la Asamblea, de acuerdo con el artículo 22.6. de los Estatutos, y que se constatan como legítimas en el artículo 20.4. de este Reglamento.
3.3. Un mes antes de la celebración, la Junta de Gobierno Nacional enviará a las Juntas Delegadas por correo electrónico y siempre con acuse de recibo:

a) Los documentos relativos a los asuntos que se vayan a deliberar consignados en el orden del día, que no sean de puro trámite y que convenga que vayan a la Asamblea precedidos de un estudio anticipado.
b) El estado de cuentas de ingresos y gastos, también para su estudio previo, tanto el balance económico al 31 de diciembre del año anterior como el estado de cuentas siguiente desde primero de enero hasta un mes antes de la propia Asamblea General Fundacional.

Art. 20. En cuanto al desarrollo de las asambleas generales, que se reseña en el artículo 20 de los Estatutos, se tendrá en cuenta:
1. Para cada Asamblea, el Secretario tendrá disponible el censo completo de los socios, especificados por denominaciones.
2. En la Memoria de actividades estarán incluidas las gestiones llevadas a cabo por la Junta de Gobierno Nacional, sometiéndolas a su valoración y censura.
3. Se hará relación sucinta del plan de actividades de la Asociación para el año siguiente.
4. Se procederá al nombramiento de candidatos para cubrir vacantes, de acuerdo con el artículo 22.2. de este Reglamento, entre los miembros que se hayan presentado a la Junta de Gobierno Nacional, y los presentados por el Presidente, cubriendo las posibilidades de acceso a los órganos de gobierno que establecen la S.T.S. de 24 de marzo de 1992 y el artículo 21, a). de la Ley 1/2002.
5. Respecto a los presentados por un Presidente electo, se procederá de acuerdo con lo previsto en el artículo 22.1.5. de este Reglamento.
6. En el caso de la reforma de los Estatutos, cuya aprobación corresponde a la Asamblea General Extraordinaria convocada al efecto, se tomará en consideración la conveniencia de que estos queden sujetos a una discusión previa en la Asamblea Ordinaria anterior, anotando rectificaciones, si procede.
7. Al finalizar el punto de ruegos y preguntas se dará lectura del acta, que reflejará un extracto de las deliberaciones, el texto íntegro de los acuerdos que se hayan adoptado y el resultado numérico de las votaciones. La conformidad de todos los asambleístas con esta lectura se considerará como aprobación y cierre de la misma.
8. Cuando proceda, se presentará a la Asamblea, para su convalidación, el Reglamento aprobado por la Junta de Gobierno Nacional.

Sección Tercera: De las Asambleas Generales Extraordinarias

Art. 21.1. Las Asambleas Generales Extraordinarias se celebrarán en Madrid, en cualquier fecha del año que surja la necesidad. Serán convocadas de oficio por la Junta de Gobierno Nacional, por solicitarlo el diez por ciento de los socios Numerarios, o por cinco Juntas Delegadas. En ellas sólo se podrá tratar el asunto que las hubiere motivado, puesto de manifiesto en la orden de convocatoria por lo que, incluso los ruegos y preguntas finales sólo podrán hacer referencia al asunto tratado, salvo excepción autorizada por el Presidente de la Asamblea.

1.1. Excepcionalmente, la Asamblea Extraordinaria para la aprobación de nuevos Estatutos o de una reforma de estos, con objeto de reunir mayor número de socios con derecho a voto, cumpliendo así con mayor satisfacción el objetivo de reconocimiento propuesto, se celebrará en fecha y lugar coincidentes con la Asamblea General Fundacional, pero siendo convocada independientemente de ésta y para celebrar en acto posterior.

2. Se celebrarán, inexcusablemente, dentro de los treinta días siguientes a la orden de convocatoria y se remitirá por correo electrónico a todos los presidentes provinciales y locales, adjuntándose la documentación necesaria y suficiente para el estudio anticipado del tema a tratar, inmediatamente que decida la Junta de Gobierno Nacional su celebración o que reciba ésta la petición del porcentaje exigido de socios o del correspondiente número de Juntas Delegadas.

3. Solamente se podrá ampliar el plazo de celebración cuando se trate de tomar acuerdos sobre disposición o enajenación de bienes, modificaciones estatutarias o disolución de la Asociación, para dar suficiente tiempo al estudio y tramitación decisoria reglamentaria.

CAPÍTULO III

De las elecciones presidenciales y relevos

Art. 22.1. La elección y proclamación de Presidente Nacional se realizará cada cuatro años, o antes si las circunstancias así lo exigieran, en una Asamblea General Fundacional. Dos meses antes de su celebración la Junta de Gobierno Nacional entrará en funciones, a partir de cuyo momento sólo podrá resolver los asuntos de trámite y los urgentes, estando obligado el Presidente a informar de ello a la Asamblea.

1.1. Todos los socios Numerarios que deseen presentarse para el cargo de Presidente Nacional, lo pondrán en conocimiento de la Junta de Gobierno Nacional antes del mes de octubre anterior a la Asamblea correspondiente, presentando los nombres de los miembros que, reuniendo los requisitos estatutarios, propone para formar parte de la Junta de Gobierno que presidirá, expresando, al menos, quiénes de ellos prevé que ocupen inicialmente los cargos de Vicepresidente/s y Secretario General.
1.2. Los candidatos al cargo de Presidente podrán anunciar los nombres de quienes propone para integrar la Junta de Gobierno, su programa y planes de trabajo, en dos números del Boletín Informativo Polilla en los meses comprendidos entre octubre y enero anteriores a la Asamblea, con las limitaciones de una página doble por candidato y Boletín.
1.3. El Presidente Nacional podrá presentarse a su reelección por una sola vez. Su solo deseo de continuar, manifestado en Junta, será propuesta formal suficiente; figurará su nombre junto a los de los demás candidatos y participará en la elección en iguales circunstancias; le servirá como programa y plan de trabajo, a voluntad, la gestión de sus años de presidencia; citará los nombres de los miembros de la Junta que van a continuar y los nombres de los que propone como sustitutos en un Boletín Informativo Polilla de octubre a enero.

1.3.1. El Presidente en funciones podrá presentarse para una nueva legislatura siempre que no haya candidato, una vez agotado el plazo para presentación de los nuevos aspirantes.
1.3.2. Si sólo se hubiera presentado una candidatura en tiempo y forma, cumpliendo los requisitos establecidos, será proclamado por la Asamblea General Presidente electo, sin necesidad de realizar el proceso de votación, para un periodo de cuatro años, tomando posesión los nuevos cargos como órgano de representación, finalizada la Asamblea General. En el caso de que el Presidente en funciones declinara continuar, se estará a lo dispuesto en el artículo 23.3. de los Estatutos.

De persistir la no presentación de candidaturas al cargo de Presidente Nacional, la Junta de Gobierno Nacional resultante de aplicar las medidas del artículo 23.3. de los Estatutos, convocará Asamblea General Extraordinaria para someter a la misma la aplicación de lo preceptuado en los artículos 18 y 19 de este Reglamento.

1.4. Se deberá procurar que en las propuestas de los miembros de la Junta de Gobierno estén representados, de forma proporcional, los socios teniendo en cuenta el sexo, la procedencia de los distintos Colegios de la Guardia Civil y las promociones de distintas épocas.
1.5 Tanto en el caso de los miembros de la Junta de Gobierno Nacional propuestos por el candidato a Presidente, como en los casos anunciados para relevos conforme determina el artículo 19.3. de los Estatutos, los presentados habrán de ser elegidos y aprobados en la Asamblea General Fundacional, pudiendo presentar la propia Junta en vigor vocales a elección. También podrán participar en el relevo, los socios Numerarios que lo deseen, solicitándolo de la Junta de Gobierno Nacional, con una antelación, de al menos, cuarenta días a la celebración de la Asamblea.

2. Los relevos parciales de sólo miembros de la Junta de Gobierno Nacional que hayan de efectuarse por alguna de las razones indicadas en el artículo 25.1. de los Estatutos o por cualquier otra razón de relevo, se realizarán en la primera Asamblea General Fundacional que se celebre, en cuya convocatoria se dirá el número de relevos, eligiendo entre los socios Numerarios que lo hayan solicitado a la Junta de Gobierno Nacional, los presentados por la propia Junta y los designados por el Presidente.

Art. 23.1. Para proceder a la elección de Presidente Nacional, con más de un candidato, se seguirá el siguiente procedimiento:

1.1. Se nombrarán mesas electorales en todas las delegaciones, escogiéndose, por insaculación, sus tres componentes (Vocal, Secretario y Presidente) entre todos los componentes de la delegación con derecho a voto, constando como sustitutos respectivos el Vicepresidente, el Secretario y el Presidente de la propia Junta Delegada. Se levantarán actas de la composición de las mesas electorales remitiéndolas a la Junta de Gobierno Nacional en funciones.
1.2. De tratarse de elecciones a Presidente de Junta Delegada Provincial o Local, los componentes de la mesa electoral se nombrarán por insaculación entre los socios con derecho a voto asistentes a la propia Asamblea Provincial o Local en la que se va a llevar a efecto la votación.
1.3. La Junta de Gobierno Nacional comunicará por correo electrónico, tanto a los candidatos como a todas las Juntas Delegadas, la fecha y hora (peninsular/insular) de comienzo sincronizada de las mesas electorales. Proporcionará una relación nominal de votantes -incluidos los foráneos si los hubiere-, y enviará a las delegaciones tantas papeletas como candidaturas y socios con derecho a voto existan en ellas, con los correspondientes pequeños sobres engomados en los que se ha de introducir el voto, que quedarán a disposición de los votantes. Se solicitará acuse de recibo de todo ello a las delegaciones.
1.4. Cada Junta Delegada dará la mayor publicidad de esos datos entre los componentes de su delegación, indicando, además, el lugar donde se realizará la votación. Proveerá de urna o de recipiente apropiado para depositar los votos y entregará a la mesa electoral la lista de todos los socios de la delegación que tengan derecho a voto.
1.5. Los candidatos podrán designar Interventores en las mesas electorales que estimen oportuno comunicando, con al menos siete días de antelación, a la Junta de Gobierno Nacional en funciones, el nombre de los mismos y en qué delegaciones van a estar presentes.

2. Los socios con derecho a voto de las provincias donde no exista delegación, podrán votar en el lugar que la delegación más próxima o más accesible habilite, debiendo ir provistos de la tarjeta de identidad de la Asociación y lo participarán como mínimo quince días antes de las elecciones a la Junta de Gobierno Nacional, que les facilitará papeleta y sobre para votar, y a la Junta Delegada a la que van a acceder para depositar el voto, la relación de socios que se encuentren en esta situación.

3. Voto por correo. Los socios podrán ejercer su derecho al voto enviándolo por correo, cumpliendo los siguientes requisitos:

a) Solicitará a la Junta de Gobierno Nacional las papeletas de las candidaturas y sobre de voto con un mínimo de veinte días antes de las elecciones.
b) Introducirá la papeleta con el nombre del candidato al que vota en el sobre pequeño engomado, cerrado y sin ninguna anotación en el exterior.
c) Se acompañará de una fotocopia de la tarjeta identificativa del socio.
d) Introducirá el sobre de voto cerrado y la fotocopia de la tarjeta identificativa en un sobre corriente que cerrará y dirigirá al Presidente de la Junta Delegada que corresponda, certificado y con la indicación de “Para la mesa electoral”.
e) Si se ha optado por esta modalidad no se podrá ejercer el derecho al voto de forma presencial.
f) La Junta de Gobierno Nacional proporcionará a cada delegación una relación de los socios que han solicitado el voto por correo.

4. Voto delegado. Los socios pueden ejercer su derecho al voto entregándoselo a un socio Numerario con los mismos requisitos que en el artículo 18.3. de este Reglamento. Dentro de un sobre deberá ir la documentación a la que hace referencia el artículo 18.3. de este Reglamento, así como el sobre cerrado proporcionado a tal efecto con el voto. El socio Numerario puede llevar como máximo un voto delegado.

5. La mesa identificará y tomará constancia del socio votante que a continuación depositará en la urna, el sobre pequeño cerrado que contiene el voto. Serán nulos los votos:

a) Emitidos en papeleta no oficial, así como papeleta sin sobre o en sobre que contenga más de una papeleta.
b) Cuyas papeletas hayan sido tachadas, rotas o enmendadas.

6. A continuación, se hará el recuento de los votos recibidos por correo, siendo válidos, de acuerdo con el anterior apartado 3, los que figuren en el listado de socios que han solicitado el voto por correo. Por último, se introducirá en la urna el sobre cerrado que contiene el voto.

7. Llegada la hora de cierre de la votación, el Presidente de la mesa electoral dispondrá que se cuenten todos los votos en presencia de toda la mesa y de los Interventores presentes, extrayendo de uno en uno los sobres del interior de la urna, abriéndolos y leyendo en voz alta el nombre del candidato. Se comprobará que coincide el número de votos con el registro de los votantes, se preguntará si hay alguna observación que hacer contra el escrutinio, se anunciará en alto el número de votos obtenidos por cada candidatura, las abstenciones y los votos nulos, se levantará acta por duplicado, en la que constarán los resultados obtenidos por cada candidato -significando, en su caso, los nombres de los votantes que no sean de la delegación- los votos en blanco y los nulos; ambos ejemplares serán firmados por todos los presentes en el conteo y, en el plazo máximo de dos días hábiles, el Secretario de la mesa remitirá por correo certificado un ejemplar a la Secretaría de la Junta de Gobierno Nacional, entregando el otro ejemplar con la relación nominal de votantes, en sobre cerrado, al Secretario de la Junta Delegada, para su custodia.

7.1. Realizado el conteo y levantado el acta por duplicado, el Presidente de la mesa dispondrá que se guarden todos los votos emitidos, así como todas las relaciones de socios utilizadas en soporte papel, en un sobre o paquete adecuados al número de votos. Se procederá a su precinto y estamparán en la cubierta su firma todos los componentes de la mesa. Se entregará al Secretario de la Junta Delegada, quien los custodiará junto al sobre del acta hasta un mes después de la celebración de la Asamblea General Fundacional de la elección, fecha en la que, previa consulta a Secretaría General, se procederá a su destrucción.

8. La Junta de Gobierno Nacional presentará, en la Asamblea General, todos los sobres sin abrir que contienen las actas de las votaciones. El Secretario General, teniendo a su lado a los propios candidatos, o a sus representantes actuando como interventores, procederá a la apertura de los mismos y su recuento, tomando nota escrita de los votos que recibe cada candidato, los votos en blanco y los nulos. Al finalizar, será firmada el acta, por el Secretario y los interventores con el visto bueno de cada uno de los aspirantes.

a) El resultado positivo se adoptará por mayoría simple de los socios con derecho a voto, presentes y representados, cuando los votos afirmativos superen a los negativos.
b) El propio Presidente todavía en funciones leerá los resultados de la elección y la Asamblea reconocerá y proclamará al candidato electo como nuevo Presidente Nacional.

9. Con el escrutinio de votos, la elección del candidato, su proclamación, y la elección, aprobación y nombramiento de todos y cada uno de los miembros que van a componer la nueva Junta de Gobierno Nacional, culminará la Asamblea, de cuyo acto el Secretario General extenderá el acta con el visto bueno del Presidente Nacional, ambos en funciones.

10. El Presidente y los miembros de la Junta electos se harán cargo de sus nuevas responsabilidades en un acto de toma de posesión que se realizarán dentro de los quince días siguientes a su elección, previo acuerdo con el Presidente saliente, procurando encontrarse también presentes todos los miembros salientes de la Junta, si existe relevo.

11. En esta reunión, que se considerará como la de una Junta de Gobierno bajo la presidencia colegiada de ambos presidentes, se cumplimentarán, considerándose como puntos anotados en el orden del día haciéndolo constar así, todos los actos y transferencias siguientes:

a) Lectura y aprobación, si procede, de la última acta de la Junta de Gobierno Nacional saliente.
b) Los libros de contabilidad con la exposición de la situación de Caja y Bancos.
c) Toda la documentación relacionada con los cobros y pagos pendientes.
d) Talonario de cheques y su libro de Registro.
e) Inventario general de los bienes muebles e inmuebles.
f) Registro informático de todos los socios.
g) La carpeta de asuntos pendientes de todas las Vocalías.
h) La correspondencia general y los Libros de Registro de entradas y salidas.
i) Los libros de actas de las Juntas de Gobierno y de las Asambleas.
j) Cuaderno ‘A la vista’ de los acuerdos en vigor en toda la Asociación. Constancia de la transferencia entre presidentes de cuanto se detalla en el artículo 37.3. del Reglamento.
k) Ruegos y preguntas sobre detalles referentes al propio relevo.
l) Constancia final del cese de los miembros de la Junta saliente y de la toma de posesión de los miembros de la Junta electa.
m) Lectura y aprobación del acta.

12. Respecto a lo expresado en la letra k), del apartado precedente, el Presidente saliente facilitará al entrante relación detallada de los temas confidenciales y le hará entrega de los documentos reservados, si los hubiere.

13. El acto finalizará con la transcripción de las diligencias descritas en el libro de actas de las Juntas de Gobierno Nacional, con la aprobación consiguiente, haciendo constar al margen los nombres de todos los asistentes, con indicación en primer término de los salientes, firmándola todos los que han intervenido, siendo los penúltimos en hacerlo “dando fe”, los dos Secretarios, y ultimando, las firmas de los dos Presidentes con el visto bueno de cada uno, el saliente a la izquierda y el entrante a la derecha.

14. Si por razones de fuerza mayor surgiera entre dos asambleas generales la necesidad de proceder a la elección de Presidente, se realizará en la Asamblea General Fundacional siguiente, actuando entre tanto como Presidente Nacional en funciones, el Vicepresidente Primero, anunciándose sin dilación que ha de procederse a la elección de Presidente, y siguiendo todos los trámites marcados para la elección cuatrienal, con la reducción imprescindible de los tiempos, si procede, y el retraso necesario, en su caso, de la fecha de celebración de la Asamblea.

CAPÍTULO IV

De la Junta de Gobierno Nacional

Sección Primera: De sus facultades, composición, duración y régimen

Art. 24.1. A la Junta de Gobierno Nacional, como órgano directivo colegiado y permanente de la Asociación, además de las facultades y obligaciones previstas en los Estatutos y en este Reglamento en general, le alcanzan también las siguientes:

a) La formación de proyectos de presupuestos de ingresos y gastos y el estado de cuentas.
b) Someter a la aprobación de la Asamblea General, debidamente informada, el presupuesto y el estado de cuentas del año natural anterior.
c) Aprobar el programa anual de actividades asociativas.
d) Dirigir, con el asesoramiento del Secretario, las funciones administrativas de la Asociación.
e) Dirigir, con el asesoramiento del responsable del Área de Economía, en su caso, o del Interventor, las funciones económicas de la Asociación y acordar los pagos a realizar.
f) La adquisición de bienes muebles e inmuebles.
g) La admisión de socios y la intervención que le corresponde por Reglamento en las sanciones.
h) Gestionar la elección de los empleados y diligenciar el cese, en su caso, para someterlo a la aprobación de la Asamblea General.
i) Proponer a la Asamblea General la necesidad de adoptar acuerdos respecto a las materias propias de su competencia.

2. Se compondrá, al menos, de los siguientes cargos:

• Un Presidente, que será el Presidente Nacional.
• Uno o más Vicepresidentes a criterio del Presidente Nacional.
• Un Secretario, que será el Secretario General.
• Un Tesorero.
• Un Interventor.
• Cuantos Vocales sean necesarios, a juicio del Presidente.

2.1. Los cargos asignados pueden ser distribuidos inicialmente en el momento de la elección de miembros, no obstante, el Presidente tiene la facultad de poder:

a) Efectuar asignaciones de cargos en los relevos parciales.
b) Realizar cambios de cargos y de funciones en cualquier momento.
c) Marcar áreas de trabajo.
d) Nombrar comisiones de tres miembros para asuntos concretos y relevantes, entre los que componen la Junta, o ajenos a ésta, si estima que ello redundará en beneficio de la administración y del funcionamiento general de la Asociación, notificándolo por vía electrónica a las Junta Delegadas y participándolo en la primera Asamblea General.

3. Aunque los períodos presidenciales son de cuatro años, las elecciones presidenciales se celebrarán antes cuando las circunstancias lo hagan necesario.

3.1. Los miembros de la Junta de Gobierno Nacional que deseen continuar, terminado su período de cuatro años, lo pondrán en conocimiento de la propia Junta antes de la convocatoria de la Asamblea, para, de merecerlo, poder ser tenidos en cuenta en los relevos parciales que se señalan en la segunda parte del artículo 19.3. de los Estatutos, por alguna de las razones expresadas en los artículos 24.5. y 25.1. de los propios Estatutos.

Art. 25.1. Respecto a las razones de cese en la Junta de Gobierno Nacional que se contemplan en los artículos 24 y 25 de los Estatutos, debe tenerse en cuenta:

a) Casos a), b), y c) “Fallecimiento, accidente grave o renuncia expresa”:
Al cesar por cualquiera de estas razones.
b) Caso d). “Cese del Presidente”:
Por cumplimiento del tiempo de mandato, el cese del Presidente ha de entenderse como una protocolaria ‘puesta a disposición’ del cargo, pudiendo optar a seguir en él (art. 22.4. de los Estatutos).
c) Caso g) “Infracción”: Para este caso le será aplicado cuanto pueda afectarle de lo previsto en los Capítulos V y VI del Título II de los Estatutos y sus correspondientes de este Reglamento.

1.1. Entre los ceses, se incluirán los afectados por la facultad que establece para el Presidente el artículo 24.5. de los Estatutos, para proponer a la aprobación de la Asamblea la renovación anual, conforme con la propia Junta, de hasta un cuarto de sus componentes.

2. Cuando algún componente de la Junta de Gobierno Nacional cesa en el cargo, -siempre que no sea por razón de fuerza mayor o por hallarse incluso en el caso g) “por la comisión de infracción”- continuará, a voluntad en funciones hasta la primera Asamblea General Ordinaria, que es cuando puede procederse al relevo, bien entre socios propuestos por el Presidente o aspirantes voluntarios, siguiendo lo previsto en el artículo 22.2. del Reglamento, según sea la decisión de la Junta de Gobierno Nacional.

3. La comisión de una infracción de un miembro de la Junta de Gobierno Nacional, motivará que se proceda conforme queda predeterminado para cada clase de infracción a lo largo del artículo 13 de este Reglamento, bien entendido que una simple infracción leve conllevará el cese en el cargo y se aplicará el procedimiento señalado en el apartado 17 y siguiente que, de tratarse de infracción grave o muy grave, se aplicará el procedimiento que se inicia en el 19 y siguientes en correspondencia con el apartado 13.5. y el artículo 15 de los Estatutos.

4. Si la infracción que hubiere de motivar el cese afectara al propio Presidente, se procederá conforme se prescribe en el apartado 25.3. precedente con las variantes siguientes:

a) El Vicepresidente 1º actuará de Presidente en funciones a todos los efectos.
b) El informe inicial estará a cargo de un Vicepresidente, o del Vocal de mayor edad, en su caso.
c) El expediente será incoado, oído el parecer del Consejo Superior Consultivo reunido en pleno, por la Junta también en pleno, constituida en Comisión Sancionadora, Junta que resolverá y propondrá la sanción correspondiente.
d) La resolución adoptada, comunicada previamente a todas las Delegaciones para conocimiento general, será elevada a la aprobación de la Asamblea General Extraordinaria convocada a este solo efecto.
e) Será necesario obtener la mayoría cualificada de los votantes presentes y representados, esto es, cuando los votos afirmativos superen la mitad del total de los votos emitidos.

Art. 26.1. La Junta de Gobierno Nacional se reunirá, en sesión ordinaria, una vez cada tres meses y a juicio del Presidente las veces que lo haga necesario el correcto funcionamiento de la Asociación, y en sesión extraordinaria cuantas veces se requiera por decisión del Presidente o a petición escrita de la mitad más
uno de los miembros de la Junta.

1.1. Las sesiones de la Junta de Gobierno Nacional podrán ser presencial o por medio de video-conferencia.
1.2. Se entenderá válidamente constituida la Junta cuando se encuentren presentes o en video-conferencia,
como mínimo, la mitad más uno de sus miembros.

2. La orden de convocatoria la dará el Presidente, a quien corresponde también designar los asuntos a tratar que se han de consignar en el orden del día, y la cursará en su nombre el Secretario, por escrito, con la siguiente pauta:

a) Dirigida como citación a cada uno de los miembros de la Junta de Gobierno Nacional.
b) Con antelación mínima de veinte días para las ordinarias y de veinticuatro horas para las extraordinarias.
c) Reseñando el orden del día.
d) Señalando lugar, día y hora de la reunión.
e) Adjuntando el borrador del acta de la última reunión correspondiente.
f) Adjuntando, igualmente, los documentos importantes que requieran un estudio previo para deliberar sobre ellos, dándoles el carácter de ‘no divulgables’ cuando así proceda.

2.1. Recibida la citación, todo miembro de la Junta de Gobierno Nacional está obligado a asistir, salvo causa de fuerza mayor, como enfermedad, obligaciones profesionales o ciudadanas, con la obligación de participar con tiempo al Secretario su imposibilidad de asistir, por cualquier medio de comunicación o por mediación de otro miembro, para que pueda anotar en el acta su ausencia.
2.2. La asistencia a las sesiones de la Junta es indelegable.

3. Los miembros de la Junta podrán presentar para la reunión anunciada

a) Enmiendas, sugerencias y propuestas a los puntos del orden del día.
b) La inclusión de nuevos puntos, debiendo participar al Secretario para conocimiento del Presidente, al menos con siete días de anticipación a la fecha de la reunión.

4. Las comunicaciones relacionadas con los puntos precedentes se efectuarán por medio del correo electrónico, con acuse de recibo.
5. Reunida la Junta, el Presidente, o quien haga sus veces en su ausencia, abrirá la sesión concediendo la palabra a los miembros, dirigiendo las deliberaciones, ejerciendo de moderador, decidiendo las votaciones con su voto en caso de empate, y haciendo que discurra la sesión en los términos que a continuación se detallan, teniendo en cuenta que, para lo no previsto será aplicable lo señalado para los órganos colegiados en el Capítulo II, del Título I, de la Ley 30/1992 o lo que prevé la Sección 3.ª órganos colegiados de las distintas administraciones públicas de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, si estuviera ya en vigor.

5.1. Tendrán derecho a hacer uso de la palabra todos los asistentes, siempre y cuando lo que manifiesten tenga relación con los asuntos del orden del día.
5.2. No se admitirán más asuntos a tratar que los reseñados en el orden del día, no obstante, podrá tratarse un asunto no incluido, a propuesta de cualquier miembro, siempre que la Junta acuerde por unanimidad su urgencia y la razón de su deliberación, suscribiendo todos el acta.
5.3. En el punto de ruegos y preguntas, sólo podrán formularse peticiones de aclaración genéricas o solicitud de antecedentes o de cualquier otro tipo, siempre que no sean motivo de debate, pues, de constituir simple motivo de estudio, pasarán a integrar el orden del día de la siguiente reunión de la Junta.
5.4. Cada miembro de la Junta procurará presentar los asuntos resueltos o proponer gestión adecuada para su resolución; defenderá su propuesta, si existe y, en su caso, informará de la gestión que se le hubiere encomendado.
5.5. Sólo el moderador podrá interrumpir una intervención, y quien desee intervenir lo expresará alzando el brazo, concediéndole su turno.
5.6. De no haber unanimidad en un acuerdo, se someterá inmediatamente a votación, que podrá ser secreta si el asunto lo requiere, siendo firme con el voto favorable de la mitad más uno de los asistentes. Ha de tenerse presente que la Junta de Gobierno Nacional no puede tomar acuerdos que violen el contenido de los aprobados por la Asamblea General.
5.7. Las gestiones a realizar o los problemas por resolver, serán encomendados al miembro de la Junta que corresponda o designe el Presidente y, en caso de complicada gestión o dificultoso estudio para su resolución, se encomendará a la Comisión afectada, si existe, o se nombrará una al efecto.

6. De las sesiones que celebre la Junta de Gobierno Nacional, el Secretario levantará la oportuna acta dentro de los quince días siguientes a su celebración, en la que figurarán, necesariamente, los siguientes extremos:

• Lugar y fecha de la celebración.
• Nombre y apellidos de los asistentes, con expresión del cargo que ostenten.
• Nombre y apellidos de los ausentes.
• Asuntos tratados con breve relación de las deliberaciones, y acuerdos tomados.
• Expresión clara y concreta de los acuerdos adoptados, haciendo constar los votos en contra, en su caso.

Sección Segunda: De las atribuciones y obligaciones de los cargos

Art. 27. Del Presidente Nacional. Además de lo dispuesto en los Estatutos, el Presidente cumplirá como sigue:

1. Fijará los objetivos de actuación de la Junta de Gobierno Nacional, dirigiendo y coordinando sus actividades y organizando y distribuyendo el trabajo de los distintos cargos de la Junta.
2. Será el portavoz con los medios de comunicación, pudiendo delegar este cometido en cualquier miembro de la Junta de Gobierno Nacional, excepción hecha del Secretario.
3. Dará testimonio de los asuntos tratados en las Asambleas y en las sesiones de la Junta de Gobierno Nacional, estampando su firma en los libros de actas.
4. Estampará su visto bueno en toda clase de documentos, escritos y circulares, tanto de carácter interno como externo, aunque podrá delegar estas funciones en los Presidentes Provinciales o Locales, cuando sea sólo para uso exclusivo en sus respectivas Delegaciones.
5. Ordenará los pagos acordados por la Junta de Gobierno Nacional.

Art. 28. De los Vicepresidentes. Atenderán los cargos adicionales, funciones y responsabilidades que el Presidente les asigne y lo inherente a éste que les sea delegado cuando por orden de prelación le sustituyan en sus ausencias, en tanto que asistirán al Presidente con mayor intensidad en sus labores de ejecución, para aliviarle de sus funciones y permitirle consagrar su atención preferente a las labores directivas que conlleva la presidencia de la Asociación.

Art. 29. Del Secretario General. Le corresponde cuanto se le asigna en los Estatutos y, además:

1. Será responsable del registro de entrada y salida de correspondencia y tendrá a su cargo toda la documentación administrativa.
2. Como responsable del censo asociativo y del Registro informático de socios velará por la actualización de los datos, informará a la Junta de Gobierno Nacional en cada sesión que realice, sobre la situación del censo en relación a las altas y bajas ocurridas desde la sesión anterior, facilitándole los datos anuales al miembro de la Junta a quien corresponda leerlos en la Asamblea General Ordinaria.
3. Informará al Presidente de cuantas peticiones presenten los socios y las Juntas Delegadas, dando curso a quien corresponda de los miembros de la Junta de Gobierno Nacional, para su estudio y presentación en Junta.
4. Mantendrá contacto con las Juntas Delegadas asesorándolas en lo necesario; recabará las actas de sus sesiones ordinarias y extraordinarias.
5. Será el jefe nato del personal administrativo empleado en las oficinas de la Asociación y el responsable ante la Junta tanto de su rendimiento profesional como del cumplimiento de sus deberes y velar por sus derechos laborales.
6. Será sustituido en sus ausencias por el Vocal más joven de la Junta de Gobierno Nacional.

Art. 30. Del Tesorero. Le corresponde cuanto se le asigna en los Estatutos y, además:

1. Cuidará que en la contabilidad figuren siempre todos los ingresos y gastos de la Asociación, precisando la procedencia de aquéllos y la inversión de estos.
2. Llevará a las sesiones de la Junta de Gobierno Nacional un informe contable de la situación económica de la Asociación, expresivo del movimiento presupuestario. Presentará a su aprobación el Estado Anual de cuentas, cuando corresponda y con tiempo suficiente para ser remitido a las Delegaciones para conocimiento general con, al menos, quince días de antelación a la celebración de la Asamblea General Ordinaria.
3. Llevará a la Asamblea General el Estado de Situación de fondos cerrado en fin del mes inmediatamente anterior, del que dará lectura, al tiempo que lo hace también de la contabilidad y Presupuesto anual, si así se solicita.
4. Auxiliará al Interventor en la elaboración del Presupuesto anual de ingresos y gastos, cuya conformidad ha de firmar.
5. Ninguna de estas funciones recaerá directamente sobre el Tesorero, siempre que, por designación del Presidente, exista un Vicepresidente responsable del Área de Economía, en cuyo caso será éste quien dispondrá a quién corresponde de hecho cada función.

Art. 31. Del Interventor. Le corresponde cuanto se le asigna en los Estatutos y, además:

1. Supervisar los gastos necesarios -ajenos al convenio laboral del salario de los empleados- para el normal funcionamiento de la oficina nacional de la Asociación y autorizar con su firma la compra de toda clase de materiales, fungibles o no.
2. Requerir a su debido tiempo y revisar los presupuestos anuales de los cargos de la Junta de Gobierno Nacional y de las delegaciones, ajustándolos, si es preciso, a las necesidades reales y posibilidades.
3. Auxiliar al Vocal de Patrimonio para tener al día el inventario valorizado de los bienes patrimoniales muebles e inmuebles, propiedad de la Asociación, respaldándolo con su visto bueno.

Art. 32. De los Vocales. Les corresponde cuanto se les asigna en los Estatutos y, además:

1. Serán responsables ante la Junta de Gobierno Nacional, de cualquier misión o comisión que el Presidente les encomiende o de sus servicios como titulares de una vocalía determinada.
2. En caso de necesidad, auxiliarán a otros miembros de la Junta que lo necesiten, a quienes sustituirán cuando corresponda.
3. Será importante su contribución en las deliberaciones que se refieran a las resoluciones y acuerdos que hayan de tomarse en las sesiones de la Junta.
Art. 33. Los gastos con ocasión del ejercicio de sus funciones de los miembros de la Junta de Gobierno, de acuerdo con el artículo 33 de los Estatutos y contemplados en las cuentas anuales, incluirán los desplazamientos a las reuniones de las juntas nacionales, y a las distintas delegaciones del Presidente y de los
miembros que sean designados.

CAPÍTULO V

De las delegaciones y sus Juntas Delegadas

Sección Primera. – Creación, órganos directivos y funciones

Art. 34.1. Como órganos delegados periféricos, dependientes y representantes de los órganos nacionales, podrán existir Juntas Delegadas representando y dirigiendo a su vez, delegaciones concretas de socios, siguiendo lo marcado por los Estatutos, con las concreciones y adiciones que aquí se indican.

2. En las provincias o localidades donde resida un número apreciable de antiguos alumnos de los Colegios de la Guardia Civil, se podrán constituir delegaciones con sus respectivas Juntas provinciales, previa petición formal a la Junta de Gobierno Nacional hecha por una representación de aquellos. Deberán aportar una relación completa de aspirantes, especificando su procedencia colegial y si ya son socios o no, con una dirección para contactar, electrónica a ser posible, y los correspondientes datos bancarios para la domiciliación de las cuotas.

3. Los aspirantes a formar parte de la nueva delegación, que aún no sean socios, procederán de acuerdo con el art. 9.2. de este Reglamento.

4. Aprobada la nueva delegación por la Junta de Gobierno Nacional, la Secretaría General lo participará a la representación del grupo de solicitantes, para conocimiento de los interesados, incluidos los recién admitidos como socios.

4.1. La Junta de Gobierno Nacional en contacto con los aspirantes, nombrará una Junta Gestora compuesta por, al menos, tres miembros Numerarios de entre ellos, que estarán exentos del plazo de mínima permanencia señalada en el artículo 10.5. de los Estatutos, sólo a los efectos de este cargo y para esta naciente delegación.
4.2. Esta Junta Gestora durará seis meses prorrogables por otro período de igual duración y, al tiempo de finalizar el plazo, se procederá a convocar elecciones con las formalidades normales, para la designación de los cargos correspondientes de la Junta Delegada, que estarán igualmente exceptuados de tiempo de mínima permanencia sólo a los efectos de esta primera designación.
4.3. La Junta de Gobierno Nacional, a través de Secretaría, se encargará de dar cuenta de su constitución al Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica reguladora del Derecho de Asociación sin ser preciso instruir expediente de modificación estatutaria.

5. Igualmente, en determinadas localidades no capitales de provincia, en las que concurran circunstancias de concentración de un gran número de socios o de lejanía de la capital u otras razones a considerar, oída la Junta Delegada Provincial correspondiente y notificada de los datos de la desmembración que le puedan afectar, se podrán constituir también delegaciones, con sus Juntas Delegadas locales con el mismo régimen de constitución y funcionamiento que las provinciales, siguiendo el procedimiento de creación, y se notificará al Ministerio del Interior como se indica en el apartado 34.4.3. precedente.

Art. 35.1. Las Juntas Delegadas, Provinciales o Locales, son los órganos directivos permanentes de las delegaciones respectivas y estarán constituidas por:

• Un Presidente (Provincial o Local).
• Uno o más Vicepresidentes, a criterio del Presidente.
• Un Secretario.
• Un Tesorero.
• Un Interventor.
• Cuantos Vocales se consideren necesarios.

2. Estos cargos serán elegidos entre los socios pertenecientes a la propia delegación, que estén al corriente de sus cuotas y tengan derecho a elección, con arreglo a cuanto se indica en los Estatutos, artículos 10.5.: derecho de los Numerarios que lleven tres años ininterrumpidos de pertenencia a la Asociación, contados en el período continuo más próximo a la presentación de candidatura, o propuesta, para Presidente o miembro de la Junta Delegada correspondiente, 11.1.a): derecho limitado de Familiares, Adheridos y Honorarios, y 17.4.: condiciones generales.
3. Las facultades, duración, régimen de reuniones, atribuciones y obligaciones de la Junta Delegada serán las señaladas para la Junta de Gobierno Nacional, en la medida restringida que corresponda a su ámbito provincial o local, con las concreciones parciales y las adiciones que aquí se indican:

3.1. Los documentos bancarios serán firmados conjuntamente por el Presidente y el Tesorero, y ambos realizarán, de acuerdo con la Junta Delegada, la apertura y la colocación de fondos bancarios.
3.2. El Tesorero tendrá a su cargo también:

a) El libro de contabilidad diario con los balances mensuales y anuales.
b) Todos los cobros y pagos en general, usando para caso de cobros, talonarios de recibos con matriz, respaldados con su firma.
c) Presentación ante la Junta Delegada de los informes económicos y ante la Asamblea de la Delegación, el presupuesto anual según lo plantee la Junta Delegada, así como la liquidación de cuotas con la tesorería de la Junta de Gobierno Nacional en la forma que se indica en este Reglamento.

3.3. El Interventor auxiliará al Tesorero en la confección del presupuesto anual y en la liquidación de cuotas y unirá su firma a la del Tesorero en todos los recibos que se expidan.
3.4. Además, son facultades propias de las Juntas Delegadas, las siguientes:

a) Velar por el buen funcionamiento del local social, dentro de su competencia. Para el mejor cumplimiento de la función social que tiene encomendada, podrán redactar Normas de Convivencia.
b) Confeccionar y proponer los programas anuales de actividades de la delegación, subvencionables o no, teniendo en cuenta los criterios que formulen los socios, debidamente informados, colaborando en su desarrollo y vigilando su cumplimiento.
c) Informar a la Junta de Gobierno Nacional del carácter de dichas actividades, al objeto de recibir la ayuda económica posible para su puesta en marcha, según la normativa establecida en materia de subvenciones en este Reglamento.
d) Elaborar el proyecto de presupuestos de la Delegación.
e) Redactar un informe anual sobre el funcionamiento de la Delegación.
f) Adoptar los acuerdos pertinentes en materia de premios y sanciones, dentro de sus competencias, conforme a los Estatutos y este Reglamento.
g) A la finalización del ejercicio económico, enviarán a la Junta de Gobierno Nacional el estado de cuentas de ingresos y gastos con balance anual de situación e inventario de la Delegación.
h) Cualquier otra que, en lo sucesivo, pudiera atribuírseles.

Sección Segunda: De las Asambleas Provinciales o Locales

Art. 36.1. Las Delegaciones pueden celebrar Asambleas, Provinciales o Locales, ajustándose a cuanto se determina para las de la Asociación, siempre dentro de las limitaciones lógicas que implican su propio ámbito y la condición de ser delegación y representación de la Junta de Gobierno Nacional.

2. La Asamblea Ordinaria será anual, se denominará “Asamblea (Provincial o Local) Fundacional”, y estará incluida en la conmemoración de la fundación de la delegación. No podrá coincidir con las fechas de celebración de la conmemoración de la fundacional de la Asociación y se celebrará solicitando con la antelación suficiente, la aprobación de la Junta de Gobierno Nacional, con la remisión del orden del día correspondiente con indicación de lugar, fecha y hora de su celebración.

2.1. En la Asamblea Provincial o Local Fundacional, orientándose en los artículos 22 y 23 de este Reglamento y con las limitaciones lógicas del propio ámbito, servirá de guía lo siguiente:

a) La elección y relevo del Presidente de la delegación se efectuará cada cuatro años; al menos treinta días antes de la Asamblea los aspirantes presentarán su candidatura a la Junta Delegada, que entrará ‘en funciones’, y que pondrá a disposición de todos los socios con derecho a voto, los pequeños sobres engomados y las papeletas correspondientes de los candidatos, y dispondrá de urna apropiada.
b) Cada candidato, por turno de antigüedad ininterrumpida en la Asociación, presentará los nombres de los miembros que desee formen parte de la Junta Delegada que pretende presidir, respondiendo que cumplan las condiciones que señala al artículo 35.2. de este Reglamento y expondrá su programa al abrirse la Asamblea de los candidatos.
c) Al iniciarse la Asamblea será elegida la mesa electoral por insaculación, entre los Asociados con derecho a voto. La mesa electoral se hará cargo del procedimiento de votación, con el conteo posterior que dará por elegido al candidato que haya obtenido mayor número de votos afirmativos, presentando el resultado al Presidente en funciones a quien corresponde anunciarlo.
d) Con la proclamación del Presidente electo y la aprobación de todos los miembros de la nueva Junta Delegada presentados, se dará por terminada la Asamblea, de cuyo acto extenderá el acta el Secretario con el visto bueno del Presidente, ambos en funciones.
e) Si sólo se hubiera presentado una candidatura en tiempo y forma, y cumpliendo los requisitos establecidos, será proclamada por la Asamblea Presidente Provincial/Local electo, sin necesidad de realizar el proceso de votación, para un periodo de cuatro años, tomando posesión los nuevos cargos como órgano de representación, finalizada la Asamblea Provincial a Local.
f) Dentro de las 72 horas siguientes, se someterá el acta a la aprobación del Presidente y Secretario electos en presencia de los salientes, transcribiendo el acta al libro correspondiente por el Secretario saliente, firmando ambos secretarios con el visto bueno de los dos presidentes.
g) El nuevo Secretario será el encargado de remitir el acta a la Junta de Gobierno Nacional.
3. Las Asambleas Extraordinarias se denominarán siempre Asambleas Extraordinarias Provinciales o Locales; no precisarán autorización de la Junta de Gobierno Nacional para su celebración -podrá convocarlas la Junta Delegada por propia iniciativa o a instancias de 15 socios Numerarios de la delegación aunque la secretaría de la delegación le dará conocimiento anticipado de su celebración, con notificación del asunto que la motiva, lugar, fecha y hora.

Sección Tercera: De los acuerdos, altas y bajas y capacidad legal

Art. 37.1. Todos los acuerdos tomados por las delegaciones, en Junta Delegada o en Asamblea, se referirán esencialmente a su funcionamiento interno, si bien podrán deliberar sobre algún punto concreto de alcance nacional que se pretenda hacer llegar a la Junta de Gobierno Nacional para su posible estudio y resolución.

No se opondrán en nada a cuanto se determina en los Estatutos, en este Reglamento y Normas de convivencia, y se extenderá el acta correspondiente que remitirán a la Junta de Gobierno Nacional para su conocimiento y posterior aprobación, si procede, que se entenderá concedida transcurridos dos meses sin recibir noticia en contrario.

2. Las delegaciones no podrán redactar Estatutos, puesto que se han de regir por los vigentes que son exclusivos, aunque sí podrán dictar Normas de convivencia complementarias que no se opongan a las generales de la Asociación, a los Estatutos ni al presente Reglamento, y que serán remitidas a la Junta de Gobierno Nacional para su aprobación.

3. Todos los acuerdos de orden interno que sean de aplicación y hayan de mantenerse en vigor, se añadirán a los indizados aparte, que son de aplicación en toda la Asociación y que la Junta de Gobierno Nacional notifica.

4. Las Juntas Delegadas no podrán dar de alta ninguna petición de admisión de socios que puedan recibir, en tanto no hayan sido autorizadas por la Junta de Gobierno Nacional. A tal efecto, siempre que reciba la delegación una petición de admisión como socio, procederá de la forma que se detalla en el artículo 9 del presente Reglamento.

5. Las Juntas Delegadas notificarán por correo electrónico a la Junta de Gobierno Nacional las bajas de socios por fallecimiento, petición propia y cambio de residencia, así como las altas de socios procedentes de otras delegaciones, expresando la denominación que se le da a cada uno en el artículo 8 de los Estatutos.

Art. 38.1. Las Juntas Delegadas carecen de personalidad jurídica propia para realizar las acciones que se especifican en el artículo 5 de los Estatutos. Si, excepcionalmente, en su devenir y desenvolvimiento precisaran de ella, podrán recabar de la Junta de Gobierno Nacional, por si es procedente, la autorización y delegación legal.

2. Si las delegaciones recibieran donaciones, legados o similares, irán a integrarse en el Patrimonio Nacional de la Asociación, único e indivisible, lo mismo que los bienes adquiridos con los fondos propios que se reserven a las Delegaciones, sin perjuicio de que se les asigne oficialmente por la Junta de Gobierno Nacional, su administración y usufructo.

CAPÍTULO VI

Órganos consultivos

Art. 39.1. Como órgano consultivo técnico-asesor no activo, aunque potestativo e independiente, se crea el Consejo Superior Consultivo, que tiene por objeto asesorar y asistir técnica y empíricamente a los órganos de gobierno. Estará integrado por el conjunto de los presidentes de delegaciones que no ocupen cargo en la Junta de Gobierno Nacional.

2. El Presidente Nacional o la Junta de Gobierno Nacional por mayoría simple, podrán requerir el auxilio del Consejo Superior Consultivo, colegiadamente o de sus miembros por separado, para todos aquellos asuntos relacionados con la interpretación de los Estatutos, Reglamento de aplicación y Normas de convivencia, así como para otras cuestiones que sean de suma importancia para la Asociación o para sus socios.

3. Las resoluciones e informes que el Consejo en pleno o sus miembros por separado emitan, no tienen carácter vinculante, pero el Presidente Nacional estará obligado a informar a la Asamblea General de los asuntos deliberados no tomados en consideración.

3.1. La no vinculación de las aportaciones, orientaciones o informaciones que faciliten, cuando se trate del contacto por separado con uno cualquiera de sus miembros, será considerado solamente como simple petición de opinión, sin necesidad de constancia escrita, incluso cuando el contacto se establece ante la Junta de Gobierno Nacional.
3.2. El Presidente Nacional o por acuerdo de la Junta de Gobierno Nacional, podrá comunicarse por separado con cuantos miembros del Consejo Superior desee, ateniéndose a lo expresado en el apartado que antecede.

4. Este Consejo en su actuación colegiada, será presidido por el Presidente Delegado más antiguo y de coincidir en antigüedad, el de más edad, actuando como Secretario el más joven de edad de entre sus miembros.

4.1. El requerimiento se hará por correo postal o electrónico con tiempo suficiente para tomar la decisión los convocados y para acusar recibo, aunque sea telefónico, de la recepción de la convocatoria, de la posibilidad o imposibilidad de acudir y de la petición que sea necesaria en su caso.
4.2. Cuando, debidamente requerido, actúe como órgano colegiado, se reunirá en Madrid, en el domicilio social, facilitando el traslado y alojamiento la Secretaría General.
4.3. En cualquier caso, los gastos extraordinarios que deban hacer sus miembros por desplazamiento y estancia fuera de su residencia les serán abonados por la Tesorería de la Junta de Gobierno Nacional cumpliendo los requisitos establecidos en el artículo 33 de los Estatutos.
4.4. Dado el carácter no vinculante de sus resoluciones y que las reuniones han de ser ocasionales, sin ningún carácter de periodicidad, no dispondrán de Libro de Actas, sino que el acta que levanten del requerimiento recibido, deliberaciones efectuadas y resoluciones tomadas, se redactará en documento independiente, rubricada en todas sus hojas por Presidente y Secretario, y firmada al final por todos los asistentes.
4.5. Esta acta será entregada por el Presidente y el Secretario del Consejo al Secretario de la Junta de Gobierno Nacional en presencia del Presidente Nacional, quien, después de conocer su contenido e informar a la Junta de Gobierno y a la Asamblea General conforme al artículo 39 apartado 4 de los Estatutos, dispondrá su archivo.

5. La actuación colegiada podrá efectuarse por videoconferencia, ajustando el procedimiento electrónico
paralelamente a lo señalado en todos los apartados del 39.4. al 39.4.5. que anteceden.

Asociación de Antiguos Alumnos de los Colegios de la Guardia Civil

error: El contenido está protegido !!